Category Archives: Cultura

Los premian por “feos”

  • Música, desfiles y certamen durante Carnaval “Rescatemos México”

JOSÉ ÁNGEL MTZ.
Por motivo del Carnaval “Rescatemos México” celebrado este 26 de Febrero, se premió con el tercer lugar al CBTA 123, en segundo a la Escuela Preparatoria de Cerritos y la Universidad Intercultural fue la ganadora del desfile.
En la modalidad de Rey Feo, el joven Gerardo Monsiváis logró el segundo lugar en tanto Juan Encarnación Medel Argüello fue electo como el Rey Feo del 2017.
Durante el desarrollo de la festividad el público disfrutó de las actuaciones de la Rondalla y grupo de Danza de la Casa de la Cultura, asimismo el SMDIF realizo una tradicional lotería, teniendo diversos premios para los participantes de la noche.
El pasado domingo, estudiantes de diferentes planteles educativos participaron en el carnaval por las principales calles de la ciudad, todo como parte de las actividades por preservar nuestra cultura.

Aquél maíz del nuevo

MARCO SERNA
Hay cosas que no entiendo. Como esas del Tratado de Libre Comercio; porque, si bien es cierto que en diciembre de 92, se anunciaba por doquier que las relaciones comerciales entre México, Estados Unidos y Canadá vendrían a mejorar nuestra calidad de vida, en el lugar donde crecí, Cerritos, las cosas, fueron muy distintas.

Yo tuve la dicha de conocer a mis cuatro abuelos.
Don Mateo y Don Ambrosio son los nombres de quienes se casaron, el primero con Francisca, y el segundo con Gregoria.
Sus familias fueron muy numerosas y sus generaciones datan de mediados del siglo pasado.
De “Don Mateo” —como la gente le decía a mi abuelo paterno—, me acuerdo que tenía una milpa muy grande a pocos kilómetros de la cabecera.

De niño me gustaba perderme entre enormes maizales, aunque luego terminara cortado con el filo de las hojas en mis brazos y piernas.
En esas tierras había un pozo muy profundo y lleno de agua, donde me gustaba arrojar piedras y escuchar el eco de cuando en el fondo contactaba la roca con el líquido.
Pero mi abuelo no solo sembraba maíz, sino jitomate, acelgas, naranjas, mandarinas, cebolla y repollo; también ordeñaba sus vacas para vender la leche y las legumbres aquí en Cerritos. Después, algunos de sus hijos se fueron para el rumbo de California.

Por el lado de mi abuelo Ambrosio las cosas no fueron muy distintas. Era yo un chiquillo cuando miraba pasar las carretas estiradas por dos bueyes, todas cargadas de maíz.
Yo me acuerdo que en la casa de “Don Bocho” había un almacén, ahí se depositaban kilos y kilos de maíz, y mi abuela cocinaba unas “gordas” bien ricas, que saboreábamos con salsa.
Frente al comal llegaban guajolotes, y mientras uno se echaba el taco, debíamos tener cuidado para que la enorme ave no nos diera de picotazos, y si corríamos, había que ser cuidadosos con no pisar los pollitos, porque como había maíz llegaban muchas gallinas con sus críos.
Yo llegué a sentirme mal porque aplasté a algunos pollos recién nacidos.
Me daba tanto miedo de que el guajolote me picara, que corría sin darme cuenta de que había pollitos alrededor.
Luego de pisarlos, por más que les soplaba el ano para que revivieran, muchos morían en mis brazos, y los aventaba a la nopalera para que mi abuela no me regañara.

El caso es que mis abuelos paternos y maternos salieron adelante gracias al campo, digamos que gracias al maíz. Porque si eran pocas veces las que se comía carne de res o de puerco, el maíz nunca faltaba, y de este salía el atole, la tortilla, las gordas, las tostadas… y el estómago no estaba vacío.
Todos mis tíos y mis primos que probaron ese “máis”, crecieron bien saludables. Yo me acuerdo que en ese entonces no se hablaba de la Diabetes, pero siempre estuvo la idea de viajar al norte, decían que allá la vida era mejor.

Cuando oí lo del tratado de Libre Comercio, pensé que las cosas serían como en Estados Unidos: Que tendríamos carros del año, casas grandotas, que en el refrigerador nunca faltarían las carnes y hasta los billetes se iban a hacer verdes, como el dólar.
Por el contrario, los campos de la familia se empezaron a descuidar, de entrada pensé que sería porque mis abuelos murieron, pero no fue así, pues a donde iba, las tierras ya no se cultivaban como antes.
Le pregunté a los señores y dijeron que el maíz ya no era negocio. Era mejor comprar las tortillas ya hechas con maseca en las tortillerías. Así la gente se ahorraba mucho trabajo, además de que se traían granos viejos de Estados Unidos para que nosotros los consumiéramos.
Yo no sé qué pasaría, pero de repente, acá donde vivo la gente empezó con Cáncer, Diabetes, tumores y en lugar de graneros, las casas estaban llenas de medicinas y rejas de refrescos.
También había productos con palabras en inglés, de esas que no les entiendo, o no sé decir, y yo comprobé que se empezaron a morir más pronto, porque mi abuelo Bocho, que comió puro “máis” del nuevo, alcanzó los 102 años, y como a los 90 todavía se aventaba unos gritos bien fuertes y más cuando se echaba un trago del vino que yo le daba.

Estaba leyendo un libro, donde dice que Cerritos alguna vez fue considerado Granero del Estado, porque aquí se daba mucho el “máis”.
Hoy ya son muy pocos los que se atreven a cultivarlo, pero mucho menos son los que pueden presumir que viven del campo y sacan a delante a familias como de 10 hijos, así como lo hicieron mis abuelos, que apenas cursarían el segundo año de primaria.

Sabe qué día me senté a oír el radio, y entendí que quieren levantar una pared entre México y Estados Unidos.
La gente me empezó a explicar que se iba a romper el tratado de Libre Comercio, y yo entiendo que es posible que ya no traigan maíz viejo, esa porquería que ni los gringos se tragan.
Fue cuando en sueños, me acordé cuando corría entre los maizales y algo me dijo que sería buena idea comprar alguna tierrita, porque no sé Ustedes, pero yo quiero que mis nietos corran entre los cultivos, y luego de ahí sacar unas mazorconas como las que mis abuelos sembraban.

A estas alturas ya no aspiro a ser rico, pero si llego a viejo, mucho orgullo tendré si no me muero de hambre, porque les platico que también soñé que sentado alrededor del comal, podía probar ese maíz nuevo, en tortillas con salsa, y que al cumplir mis 90 años, todavía me aventaba unos gritotes… de gusto.

VIDEO

AUDIO

Se presentó Banda Infantil de Viento en centro municipal

  • Honorable Ayuntamiento promueve los Domingos Culturales

MARCO SERNA
Como parte de las actividades de la Casa de Cultura a cargo de Rogelio Jiménez Granados, este 5 de Febrero, se llevó a cabo una presentación de la Banda Infantil de Viento, por alumnos quienes interpretaron éxitos clásicos en el kiosco municipal.
Los aprendices previamente habían entonado el Himno Nacional Mexicano durante el Acto Cívico conmemorativo de la celebración del primer centenario de la Constitución Mexicana.
Las bandas de viento de México son ensambles musicales en los cuales se ejecutan instrumentos de viento, en su mayoría metales, y percusión.
Su historia en México data desde mediados del siglo XIX con la llegada de instrumentos de metal de pistones, cuando las comunidades trataron de imitar las bandas militares. Las primeras bandas se formaron en el sur y centro de México.
En cada poblado de los distintos territorios hay ciertos tipos de bandas de viento, ya sea tradicionales, particulares o municipales.

FEREPA deja medio millón de pesos en utilidades

  • Jamás se habían anunciado tales cifras, otros patronatos ni siquiera rindieron informes de gastos

MARCO SERNA
Al fin salió a relucir una suma positiva en la Feria Regional del Paisano en su edición 2016, lo que invita a la ciudadanía a darse una idea de cuanto pudieron haber robado, perdón obtenido aquellos que no pudieron ser buenos administradores, o que lo fueron tan bien, que hasta tuvieron tiempo de maquillar cuentas para reportar saldos generalmente rojos.
El reporte final del evento que tuvo como presidenta del patronato a Belinda Guadalupe Gallegos Espinoza; Secretaria María Guadalupe Izaguirre Ríos y como Tesorero a Ediel Álvarez Alvarado, indica un saldo favorable y sorprendente, de 500 mil 772 pesos, en tanto, según se expresa en el documento que fue facilitado a Plurinominal, se exhiben gastos por 496 mil 550 pesos.
El total de las dos sumas da una cifra de 997 mil 322.80 pesos, algo que sorprende, puesto que jamás se habían anunciado tales cifras, aunque siempre se imaginó que la FEREPA dejaba ganancias que se ocultaban por saqueadores sinvergüenzas que de llegar en huaraches, salieron con zapatos nuevos.
Tan solo en la FEREPA 2015, se calcularon cerca de 110 mil pesos, siendo que se observó una asistencia igual a la de diciembre de 2016, y un número de puesteros que pagaron casi las mismas cifras por derecho de piso.
Por lo general se reportaba saldo en contra, incluso la gente llegó reclamar y a protestar porque los informes también fueron tardíos, y ahora, se cree que los actos de bandidaje siempre rodearon a los demás organizadores pues las cantidades actuales nos dan una idea del dinero que habrían ocultado.
Asimismo, en la penúltima fiesta, en 2015 los puesteros estuvieron colocados desde antes y después de la feria, dejando cada día una ganancia por usar el suelo.
El tiempo pasaba y los patronatos esperaban a que se dejara de lado el tema del informe, o bien las cifras dadas a conocer siempre fueron inapelables y nunca nadie tuvo el valor de contradecir a patronatos, como aquél, que en diciembre de 2015 quedó integrado por la Química Farmacobióloga Alma Migdalia Martínez Gallegos; la ex alcaldesa-regidora Aurelia Orozco Reyes, y María Elena Jiménez Reyes, actual Directora de Comercio.
Para ilustrar más sobre el tema, en febrero de 2013, se conoció que $222,950.00 (Doscientos veintidós mil novecientos cincuenta pesos) habían dejado la FEREPA que en ese tiempo (diciembre de 2012) estuvo encabezada por Alma Sánchez Estrada.
Ella dijo en aquella ocasión que la cifra resultó por la renta de piso e inversión hecha por la empresa cementera.
De tal cantidad, $163,769.00 (Ciento sesenta y tres mil setecientos sesenta y nueve pesos) se gastaron en el programa de la feria, “entre otros conceptos”.
Se consideró bueno el trabajo del patronato de ese entonces, porque al finalizar su informe, miembros indicaron que se donaría mobiliario al DIF municipal cuyo valor se aproximó a los 30 mil pesos.
La inversión consistió en toldos, sillas y un nuevo podio.
Por su parte, estando luego Tomás de León Hernández al frente de las siguientes ferias regionales –en este caso de la FERECE y FEREPA–, las cifras que informó no convencieron al público, lo que nadie dudó, es de que un trabajo como el que tenía no le hubiese dado para una camioneta nueva, pero el cinismo llegó al extremo, al saberse que la ganancia de la Feria Regional de Cerritos, FERECE 2016 dejó una ganancia de 9 mil 350 pesos.
Alma Migdalia Martínez Gallegos, Amelia Araiza Calvillo y Ana Lilia Cruz Barrón, integrantes del patronato, no se ganaron ya ni la confianza del alcalde José Alfredo Sauceda Loredo, y este decidió cambiar de personas para la siguiente fiesta y he aquí el resultado.
Como se recordará, el Patronato de la Feria Regional de Cerritos 2016 convocó a reunión de cabildo para dar a conocer el informe de ingresos y egresos por lo reunido en una fiesta que hasta recorrió la fecha para esperar a los que gastarían en dólares.
La información señaló como ingresos la cantidad de 1 millón 857 mil 586 pesos con 75 centavos ($1,857,586.75); mientras que los gastos fueron de 1 millón 848 mil 236 pesos con 63 centavos ($1,848,236.63). Las cifras desataron controversia, desconfianza y enfado de la población.
Esta vez la ciudadanía reconoció que las cifras externadas este 2017 por Belinda Gallegos en relación a la FEREPA 2016, generaron reacciones de parte de las ex integrantes de patronatos panistas, pues así la gente comprueba los malos manejos del dinero recaudado.
En un comunicado, se explica que la utilidad será aplicada en la organización de la edición 2017 de la próxima fiesta, donde se planea seguir ofreciendo atractivos espectáculos para la ciudadanía.
Por cierto Gallegos tuvo la oportunidad de desvirtuar los señalamientos que la seguían, donde se reportaron faltantes que jamás regresaron al DIF, también por algunos miles de pesos.

IMAGEN: El patronato, cifras históricas a favor.

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento expreso de la dirección.