Category Archives: Educación

CEDE celebra reuniones de asesoría

  • Capacitación es impartida por representantes del Instituto de Profesionalización del Magisterio Potosino

FRANCISCO V. DE LA CRUZ
Al Centro de Desarrollo Educativo (CEDE) acudieron los asesores que tendrán la responsabilidad de multiplicar los cursos estatales entre docentes en la región. Asisitieron por indicaciones de la Doctora Elda Ozuna Martínez, Directora del Instituto de Profesionalización del Magisterio Potosino para analizar el catálogo estatal de información continua 2017, donde se establece la oferta académica estatal de formación continua para los docentes. Así lo informó el Profesor Benito Morales Pesina, Coordinador del Centro de Maestros.
Dijo que la primera reunión de asesoría y capacitación se realizó el miércoles 3 de abril, asistiendo personal docente de ciudad Fernández, Cerritos y Villa Juárez, quienes forman parte del grupo académico que voluntariamente estará participando en la coordinación de los cursos de la línea dos como es: atención al personal educativo a partir de las necesidades de formación, derivadas de los mecanismos y procesos del Servicio Profesional Docente.
En reunión posterior, se capacitará a los docentes en los cursos de la línea uno y tres con lo cual quedaría completo el catálogo de cursos de formación continua para docentes.
Los cursos de la línea uno comprenden la formación para el Proyecto de Enseñanza y Proyectos de Mejora Escolar como elementos fundamentales del Nuevo Modelo para la Evaluación del Desempeño, y como parte del programa de fortalecimiento y actualización de conocimientos pedagógicos y disciplinarios o curriculares del personal en servicio.
Los cursos de la línea tres son aplicados para el fortalecimiento y actualización sobre el nuevo modelo educativo 2016 y en temas de relevancia social; como la escuela al centro, el planteamiento curricular, la formación y el desarrollo profesional docente, la inclusión y equidad, y la gobernanza del sistema educativo, a partir de los requerimientos educativos y de servicio detectados por las AEL en los CTE y en el SATE.
Morales dijo que todos los cursos están encaminados a fortalecer el desempeño de los docentes y esto a la vez se verá reflejado en los aprovechamientos académicos de los alumnos de educación básica que comprende los jardines de niños, escuelas primarias y secundarias.
El evento de asesoría y capacitación fue presidido por la Presidenta del Consejo del Centro de Desarrollo Educativo (CEDE), Profesora Esperanza Reyes Nieto, Supervisora de Educación Primaria y el Coordinador del Centro de Maestros Profesor Benito Morales Pesina.
A los asistentes se les hizo entrega de carpetas con la propuesta de la Doctora Elda Ozuna Martínez, “la formación continua como un proceso en construcción exige modelos de docencia en el aula centrados en la reflexión en, para y sobre la acción docente, repensar la práctica pedagógica, considerar que los aprendizajes son adquiridos en diferentes espacios pedagógicos y por medio de la propia acción humana; ello nos lleva a realizar diferentes procesos de construcción de nuevos conocimientos que le permitan al personal educativo superar prácticas improvisadas”.

“Basurero, un problema de todos”

  • Regidor invita a ciudadanos a separar residuos y apoyar reciclaje

MARCO SERNA
Con el fin de solucionar la problemática del basurero municipal, autoridades han sostenido reuniones enfocadas solo a ese fin.
Así lo reveló el cuarto regidor Carlos Alberto Ruiz Pérez, quien dijo que el alcalde José Alfredo Alfredo Sauceda Loredo, así como los encargados de Ecología, Servicios Municipales y Obras Públicas, buscan la solución más rápida y eficiente.
Carlos Ruiz comentó que el tema es delicado, pues afecta la salud de los habitantes, además de que genera un grave impacto negativo en el medio ambiente y consideró que el Relleno Sanitario es “la herencia costosa sin brillo político de pasadas administraciones irresponsables”.
El regidor del Partido Verde, añadió que ya se tienen varios proyectos gestionados ante dependencias federales y estatales para mejorar el servicio, y recalcó que todos como ciudadanos somos responsables de la basura que proviene de hogares, escuelas y negocios.
Por lo anterior invitó a particulares a “separarla y venderla” en los Centros de Acopio existentes, “de esa manera llegaría menos basura al Relleno Sanitario”, dijo Carlos Ruiz.

Llevarán internet a comunidades de Cerritos y Villa Juárez

  • Ediles escuchan recomendaciones de SCT
  • También proponen acceso Wi-Fi gratuito en plazas principales

JOSÉ ÁNGEL MTZ.
El presidente municipal de Villa Juárez acudió a la sala de Cabildo del municipio de Cerritos.
Este martes 28 de Febrero, ante personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes el alcalde escuchó la intención de buscar alternativas de comunicación para las comunidades que no cuentan con los servicios de Internet en ambos municipios.
Junto con personal del H. Ayuntamiento de Cerritos, el edil se comprometió a gestionar ante la citada dependencia la instalación de puntos de acceso a Internet, lo que vendrá también a mejorar la telefonía.
Otra de las opciones, es la intención de que las plazas de Cerritos y Villa Juárez cuenten con acceso Wi-Fi gratuito.

Aquél maíz del nuevo

MARCO SERNA
Hay cosas que no entiendo. Como esas del Tratado de Libre Comercio; porque, si bien es cierto que en diciembre de 92, se anunciaba por doquier que las relaciones comerciales entre México, Estados Unidos y Canadá vendrían a mejorar nuestra calidad de vida, en el lugar donde crecí, Cerritos, las cosas, fueron muy distintas.

Yo tuve la dicha de conocer a mis cuatro abuelos.
Don Mateo y Don Ambrosio son los nombres de quienes se casaron, el primero con Francisca, y el segundo con Gregoria.
Sus familias fueron muy numerosas y sus generaciones datan de mediados del siglo pasado.
De “Don Mateo” —como la gente le decía a mi abuelo paterno—, me acuerdo que tenía una milpa muy grande a pocos kilómetros de la cabecera.

De niño me gustaba perderme entre enormes maizales, aunque luego terminara cortado con el filo de las hojas en mis brazos y piernas.
En esas tierras había un pozo muy profundo y lleno de agua, donde me gustaba arrojar piedras y escuchar el eco de cuando en el fondo contactaba la roca con el líquido.
Pero mi abuelo no solo sembraba maíz, sino jitomate, acelgas, naranjas, mandarinas, cebolla y repollo; también ordeñaba sus vacas para vender la leche y las legumbres aquí en Cerritos. Después, algunos de sus hijos se fueron para el rumbo de California.

Por el lado de mi abuelo Ambrosio las cosas no fueron muy distintas. Era yo un chiquillo cuando miraba pasar las carretas estiradas por dos bueyes, todas cargadas de maíz.
Yo me acuerdo que en la casa de “Don Bocho” había un almacén, ahí se depositaban kilos y kilos de maíz, y mi abuela cocinaba unas “gordas” bien ricas, que saboreábamos con salsa.
Frente al comal llegaban guajolotes, y mientras uno se echaba el taco, debíamos tener cuidado para que la enorme ave no nos diera de picotazos, y si corríamos, había que ser cuidadosos con no pisar los pollitos, porque como había maíz llegaban muchas gallinas con sus críos.
Yo llegué a sentirme mal porque aplasté a algunos pollos recién nacidos.
Me daba tanto miedo de que el guajolote me picara, que corría sin darme cuenta de que había pollitos alrededor.
Luego de pisarlos, por más que les soplaba el ano para que revivieran, muchos morían en mis brazos, y los aventaba a la nopalera para que mi abuela no me regañara.

El caso es que mis abuelos paternos y maternos salieron adelante gracias al campo, digamos que gracias al maíz. Porque si eran pocas veces las que se comía carne de res o de puerco, el maíz nunca faltaba, y de este salía el atole, la tortilla, las gordas, las tostadas… y el estómago no estaba vacío.
Todos mis tíos y mis primos que probaron ese “máis”, crecieron bien saludables. Yo me acuerdo que en ese entonces no se hablaba de la Diabetes, pero siempre estuvo la idea de viajar al norte, decían que allá la vida era mejor.

Cuando oí lo del tratado de Libre Comercio, pensé que las cosas serían como en Estados Unidos: Que tendríamos carros del año, casas grandotas, que en el refrigerador nunca faltarían las carnes y hasta los billetes se iban a hacer verdes, como el dólar.
Por el contrario, los campos de la familia se empezaron a descuidar, de entrada pensé que sería porque mis abuelos murieron, pero no fue así, pues a donde iba, las tierras ya no se cultivaban como antes.
Le pregunté a los señores y dijeron que el maíz ya no era negocio. Era mejor comprar las tortillas ya hechas con maseca en las tortillerías. Así la gente se ahorraba mucho trabajo, además de que se traían granos viejos de Estados Unidos para que nosotros los consumiéramos.
Yo no sé qué pasaría, pero de repente, acá donde vivo la gente empezó con Cáncer, Diabetes, tumores y en lugar de graneros, las casas estaban llenas de medicinas y rejas de refrescos.
También había productos con palabras en inglés, de esas que no les entiendo, o no sé decir, y yo comprobé que se empezaron a morir más pronto, porque mi abuelo Bocho, que comió puro “máis” del nuevo, alcanzó los 102 años, y como a los 90 todavía se aventaba unos gritos bien fuertes y más cuando se echaba un trago del vino que yo le daba.

Estaba leyendo un libro, donde dice que Cerritos alguna vez fue considerado Granero del Estado, porque aquí se daba mucho el “máis”.
Hoy ya son muy pocos los que se atreven a cultivarlo, pero mucho menos son los que pueden presumir que viven del campo y sacan a delante a familias como de 10 hijos, así como lo hicieron mis abuelos, que apenas cursarían el segundo año de primaria.

Sabe qué día me senté a oír el radio, y entendí que quieren levantar una pared entre México y Estados Unidos.
La gente me empezó a explicar que se iba a romper el tratado de Libre Comercio, y yo entiendo que es posible que ya no traigan maíz viejo, esa porquería que ni los gringos se tragan.
Fue cuando en sueños, me acordé cuando corría entre los maizales y algo me dijo que sería buena idea comprar alguna tierrita, porque no sé Ustedes, pero yo quiero que mis nietos corran entre los cultivos, y luego de ahí sacar unas mazorconas como las que mis abuelos sembraban.

A estas alturas ya no aspiro a ser rico, pero si llego a viejo, mucho orgullo tendré si no me muero de hambre, porque les platico que también soñé que sentado alrededor del comal, podía probar ese maíz nuevo, en tortillas con salsa, y que al cumplir mis 90 años, todavía me aventaba unos gritotes… de gusto.

VIDEO

AUDIO

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento expreso de la dirección.