Press "Enter" to skip to content

Cerriles 1250

La situación de inseguridad que enfrenta el municipio de Cerritos es reflejo de lo que ocurre en el país.

Todo comenzó cuando gobiernos se preocuparon más por los suyos que por familias que enfrentan situaciones de carencia, a quienes no se les dio margen para elegir un modo digno de vivir, y hallaron refugio en situaciones ilícitas que no solo les dieron a ganar dinero –sucio–, sino un respeto ante una sociedad que siempre los ignoró.

Ahora vemos las consecuencias. Para subsistir, cada vez mas jóvenes y niños se adentran en filas de criminales. Se ganan la vida robando, vendiendo droga, participando en secuestros o cometiendo asesinatos a sueldo, con tal de no morir de hambre y acarrear dinero a sus familias, porque no hay otra forma de ganarse el pan en un país como el nuestro, donde los salarios de trabajos comunes son míseros.

Por un lado se piden estrategias a los aspirantes a la alcaldía. Por otro, se hace un llamado a la sociedad, a no permanecer pasiva ante el clima que acecha. Usuarios han expresado la importancia de implementar acciones de carácter social, “como educación de calidad que inyecte valores en la gente, fuentes de empleo, para que la mayoría, a través del trabajo pueda obtener los satisfactorios económicos que requiere, espacios de recreación y fuentes de esparcimiento sano, un ambiente agradable y propicio para la convivencia”.

Los límites alcanzados por la delincuencia no sucedieron de la noche a la mañana, por lo que tampoco se acabarán de un día para otro, y todo porque los dirigentes, durante sus saqueos millonarios que hicieron al país, estado y municipios, no midieron las consecuencias, entonces, este sería uno de los temas más importantes que los candidatos habrán de explicar luego del arranque de sus campañas que está próximo.

El tema no debe tratarse con ligereza. La seguridad y el orden público han de recuperarse ya, y esto no puede lograrse con escaso cuerpo de seguridad, pocos implementos o parque vehicular.

No puede conseguirse con una agencia del Ministerio Público donde predomine la corrupción, ni tampoco se logrará, si los acusados alcanzan fácilmente sus libertades frente a quienes claman por justicia. Tampoco hablaremos de cambio si la autoridad es la primera en pedir “moches”, por todo.

Policías temerosos o un ejército miedoso tampoco podrán hacer mucho. Algo importante. En estos temas de inseguridad Dios será el menos indicado en venir a defendernos.

Pero el gobierno necesita poner el ejemplo. El PAN está por marcharse y se puso del lado de malvivientes, que robaron con descaro el dinero público. Entonces tales acciones llevan a que Cerritos pregunte si en efecto, el gobierno está para favorecer los intereses del pueblo o de los delincuentes.

En conclusión, “la delincuencia está organizada desde las procuradurías y probablemente desde los gobernadores, alcaldes municipales y presidencia de la república”.

Nos leemos la próxima…

Comments are closed.