Press "Enter" to skip to content

“Compras”, el cargo más buscado después de las regidurías plurinominales

  • “El encargado de compras se beneficia con un porcentaje de todo lo que el municipio adquiere”…

CON DATOS DE FRANCISCO VALERO.- Cada tres años muchos son los que buscan un acomodo en la nómina municipal, pero no se conforman con cargos bajo el sol, de esos que dejan poco por mucho trabajo físico, sino que intentan hacerse de lo más que puedan con el mínimo esfuerzo, al tiempo que fortalecen sus influencias políticas y comerciales.

La mayor parte de quienes participan apoyando a un candidato tienen un claro interés que está por encima de ayudar a la sociedad. En verdad son muy pocos a los que les interesa el pueblo, es mas, tal vez de esas personas ya no haya.

Cada tres años lo que se busca siempre son las primeras posiciones plurinominales. Los cargos están seguros en la segunda y primera regiduría, en tanto, quienes son colocados de la tercera en adelante lo hacen solo para llenar espacios porque es difícil que ganen.

El tema de “Los moches” que se han llevado o se llevan los encargados de “compras”, viene a ser algo similar a las cuotas que el crimen organizado pide a todo negocio, de lo que se sabe gracias a los “secretos a voces”.

Quienes entran a Cabildo, aseguran una suma durante tres años, aunque anteriormente por tales cargos no se cobraba un centavo. El ingreso a dichas posiciones se logra gracias a los acuerdos o “dedazos” que se tienen con los dirigentes de partidos a nivel nacional, estatal o municipal.

Se ha dado el caso de personas que dejan ver su voracidad. Aceptan quedar inscritos en la planilla como candidatos y al mismo tiempo figuran como regidores en la primera posición plurinominal, asegurando así su estancia dentro del Cabildo a pesar de perder la elección.

Pero después de las posiciones plurinominales el cargo más peleado de una administración municipal es el referente a las compras.

Siempre se ha dicho que el encargado se beneficia con cierto porcentaje económico de lo que el municipio adquiere.

El tema de “Los moches” que se han llevado o se llevan los encargados de “compras”, viene a ser algo similar a las cuotas que el crimen organizado pide a todo negocio, de lo que se sabe gracias a los “secretos a voces”.

Claro, lo involucrados saben bien cómo disfrazar los gastos para que nada se les compruebe.

Se habla de un porcentaje mínimo que comienza del 10% para arriba, dinero que se embolsa el representante del ayuntamiento, entonces de los millones de pesos que se gastan al año, imagínese lo que le toca a cada patán que ha hecho de las suyas.

Es necesario crear un organismo ciudadano que esté al pendiente de estos temas, al menos para que la ciudadanía tenga conocimiento de lo que esconde cada administración, sujetos con disfraces de ovejas pero que tienen detrás a lobos voraces que llegan con intenciones oscuras para lograr beneficio personal.

Y es que por estos actos de rapiña Cerritos viene a seguir padeciendo la falta de los principales servicios básicos, en tanto crece el patrimonio de los saqueadores.

Es necesario revisar los bienes antes y después de quienes han estado en estos cargos, para darnos cuenta de todo lo que “avanzaron” gracias a que la gente ilusa votó por ellos, esos que se promueven como apasionados o muy querendones con su pueblo.

La administración de Salvador Martínez Sifuentes fue criticada porque no contó con un encargado de compras.

El propio alcalde llevaba a cambo los tratos, entonces fue blanco de ataques.

Actualmente, lo mismo pasa con el Tesorero Municipal Ediel Álvarez Alvarado. Él celebra las compras. Incluso hace poco “armó” todo para presentar ante un comité de adquisiciones ciertos arreglos sin acompañar otras ofertas.

Los precios del parque vehicular, adquirido recientemente y de segunda mano se miraron inflados, además de que el camión de la basura que últimamente fue entregado no duró ni una semana en buen estado.

Comments are closed.