Press "Enter" to skip to content

Balaceras, accidentes y trifulcas

Activo fin de semana vivió Cerritos, porque hubo incidentes que alteraron la paz, al grado que varios terminaron dando “gracias a Dios” porque todo quedó en un susto.

El sábado 11 de agosto Plurinominal recibió diversos reportes. Los ciudadanos daban cuenta de balaceras en distintos sectores, así como accidentes y pleitos.

Cerca de las tres de la madrugada, vecinos escucharon alrededor de cinco disparos de arma de fuego por el barrio de Francia.

Según indicaron en su denuncia, parecía un arma grande. Los estruendos eran fuertes y espaciados. Por su parte los cuerpos policiacos no reportaron el suceso.

Posteriormente se informó de un accidente suscitado en la esquina de Honorato Castillo y Adalberto de Ávila, frente al Rastro Viejo. Ahí se vieron involucradas dos camionetas.

Una iba a gran velocidad y no hizo alto en la intersección proyectándose contra el otro vehículo. Por lo fuerte que se desplazaba la unidad culpable, ambos vehículos resintieron fuertes daños.

Cerca de las seis de la tarde a través de la red social WhatsApp se advertía del peligro que representaba pasar en ese momento entre el sector que comprende la Biblioteca Municipal y el Hotel NARU.

En su intento por detener a un trailero, los policías estatales accionaron un arma de fuego frente a la biblioteca.

En el mensaje de audio compartido, una voz decía, “es mejor que no se muevan de La Gallera, porque frente al Hotel NARU acaba de ocurrir una balacera”.

Otro mensaje señalaba, “se puso muy feo, los policías estatales dispararon para detener a un trailero, se puso muy feo, ya lo detuvieron”.

Se habla que la unidad se llevó al paso unos cables sobre la calle Zaragoza.

Minutos tarde se avisó a la Prensa de una trifulca. Del altercado culpaban a caballerangos que procedían del jaripeo que se llevó a cabo en la comunidad de La Biznaga.

En el lugar estaban estacionados varios vehículos cuyos remolques tenían caballos a bordo.

Esto sucedió en la calle Rafael Nieto, entre 16 de septiembre y la desembocadura de la calle Corregidora, poco más delante de la tienda de “Fer”.

La gente miró cómo unos “traían del pescuezo a otros”. No se conocieron sus generales.

Alrededor de las 9:30 de la noche se reportó a Plurinominal otro incidente, ocurrido ahora en la calle Marcos Vives.

Un conductor ebrio estuvo a punto de arrollar a un grupo de personas que platicaban frente a domicilio.

El conductor de la camioneta primero golpeó a otro vehículo que se encontraba perfectamente estacionado. El borracho terminó su loca carrera estampándose contra el domicilio marcado con el número cuatro.

Cerca de las 12 de la medianoche, vía WhatsApp otros ciudadanos advertían sobre disparos que escuchaban, según ellos, por el rumbo de la Unidad Deportiva, cerca de la calle Agricultura, “no sabemos si es por el panteón o la unidad, pero es por ese rumbo, tengan cuidado”, advertían. Lo que se reportó como una ráfaga fue escuchado por casi todos los que habitan en el barrio de la Santa Cruz.

Durante la noche y madrugada la “raza loca” anduvo patinando sus vehículos.

También se reportó una agresión verbal dirigida contra “El Grande”, por parte de un elemento de la policía estatal conocido como Héctor Arturo.

Esto sucedió, según testigos, cerca de las seis de la tarde en la calle Independencia.

Para el domingo por la mañana se conoció de la soltura de algunas 10 personas. La mayoría fueron detenidas por escandalizar.

Comments are closed.