Press "Enter" to skip to content

Con defunción de «El Güero» Zúñiga el béisbol está de luto

  • Deportistas realizaron homenaje en el Campo Deportivo Abasolo

Por FRANCISCO VALERO.- La muerte de Enrique Zúñiga Gómez, a quien se le conocía como «El Güero » trajo luto y consternación a los amantes del Rey de los Deportes.

Su fallecimiento se difundió el lunes 26 de diciembre. El mismo día se programaron las exequias en la calle Camino Antiguo al Rincón de Turrubiartes, Colonia las Palmas del barrio San Juan.

La velación estuvo concurrida. A pesar del frío que se dejaba sentir, compañeros beisbolistas y conocidos acudieron a despedir a quien participó en diferentes equipos.

El último conjunto deportivo que se le conoció fue el de la colonia Agrícola de San José, donde jugaba acompañado de peloteros de esta localidad. El equipo participó en la Liga de Béisbol de Guadalcázar.

«El Güero» fue ampliamente conocido. Siempre tuvo domicilio en el barrio de San Juan. Harán mas de 20 años que el jugador vivió en la esquina de Presa Marcos Vives y Abasolo. Después sentó domicilio sobre la calle Martín de Turrubiartes y luego se cambió a la colonia Las Palmas, donde ahora se realizaron sus exequias.

Entenado de «Nicanor» –otro popular personaje– a su madre le decían «La Güera», quien murió hace algunos dos años.

A Enrique Zúñiga le sobreviven su esposa y tres hijos, dos de ellos menores.

Cerca de las 3:30 de la tarde, el ataúd fue llevado al Campo Abasolo donde se le rindió homenaje por parte de los amantes del béisbol.

El féretro fue paseado en el interior del campo como última despedida de quien con esfuerzo y dedicación tuvo muchas tardes triunfales ahí.

El cortejo partió hacia el templo de San Juan Bautista donde se realizó una misa de cuerpo presente a las cuatro de la tarde, después se encaminó hacia el panteón.

En el descanso, compañeros deportistas, amigos y familiares se acercaron al ataúd para ver por última vez el rostro del destacado beisbolista. Sus familiares estaban inconsolables por la partida del «Güero».

A través de tercera persona, la familia dio gracias a los acompañantes. Se destacó que «El Güero», siempre fue una hombre humilde, con trato amable y con ganas de vivir. Al mismo tiempo se pidió al altísimo que diera pronta resignación a familiares.

Amigos del fallecido comentaron que «El Güero» enfrentó la retención de líquidos en su organismo, por eso fue llevado a la ciudad de Rioverde con el fin de que le realizaran hemodiálisis, lo que fue imposible, entonces la salud del deportista se deterioró.

Comments are closed.