Press "Enter" to skip to content

Culto a la Santa Muerte se volvió tradición

  • Veneración de imagen ya es una costumbre entre los cerritenses

Por FRANCISCO VALERO.- La veneración a la Santa Muerte se ha convertido en una tradición.

Este 20 de noviembre nuevamente se realizó el festejo que tuvo su origen gracias a iniciativa de Genero Mireles Rangel.

La imagen o figura que personifica a la Santa Muerte fue montada sobre una camioneta, la cual permaneció en la esquina de Abasolo con Francisco Murguía en el barrio de San Juan, donde se dieron cita creyentes de la “flaquita”, así como un grupo de danza religiosa y una banda de música.

De allí partió la procesión que encabezó la imagen, hasta una pequeña capilla ubicada en la calle Fundadores de la Colonia Satélite.

En el festejo hubo danza, cohetes, banda musical y un conjunto norteño, además se repartió comida y bebida a todos los asistentes.

La fiesta concluyó hasta entrada la noche con la asistencia de creyentes.

A pesar de que el culto que promovía a la Santa Muerte fue cancelado en el año 2005 por la Secretaría de Gobernación, los creyentes siguen aumentando cada día. La mayoría le atribuyen milagros.

En aquel tiempo se argumentó que su adoración se desviaba de los fines establecidos en los estatutos de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público de México.

Algunos aseguran que el tributo tiene fines esotéricos.

Creen que los ritos van acompañados de hechizos, esto último es negado por los seguidores, quienes aseguran que tienen fe y devoción como ante cualquier santo de la religión católica.

En otros lugares como en la Ciudad de México, los festejos inician el día 1 de noviembre, pues se le brindan mañanitas la madrugada del día 2 de noviembre.

Explican que el culto a los muertos es una fusión de costumbres prehispánicas y católica.

La Santa Muerte es una figura popular mexicana, objeto de culto y veneración.

Algunas corrientes cristianas, incluyendo el catolicismo se oponen a que se le adjudique el título de “Santa”, que solo corresponde a los seres humanos que han practicado las virtudes cristianas alcanzando un estado de comunión y amistad con Dios, al cual se le denomina “santidad”.

La gestación del culto a la Santa Muerte tuvo un largo proceso de evolución, donde se conjugaron distintos elementos que van desde la época prehispánica (donde ya existía el festejo), pasando por el catolicismo de la época colonial, llegando hasta la mitad del siglo XX, donde la gente buscó refugio en esa imagen debido al entorno en que vivían el cual estaba lleno de marginación social, pobreza y delincuencia.

En Ceritos los “rosarios” comenzaron desde el día 12 a partir de las 6:00 de la tarde.

Se contemplaron mañanitas, coronación, música de banda y tropical durante todo el día, porque “la flaquita es muy milagrosa y nos ha hecho favores como ningún otro santo”.

Durante el evento amigos aprovecharon para saludar al gran amigo Genaro Rangel por difundir esta tradición en nuestra tierra.

Comments are closed.