Press "Enter" to skip to content

Hallaron muerto a Saturnino Collazo

  • En el 2017 esperó bajo un mezquite la entrega de su vivienda

Por MARCO SERNA Y FRANCISCO VALERO.- Hombre de la tercera edad perdió la vida en su domicilio. Su mujer pensó que estaba enfermo y necesitaba ayuda.

Saturnino Collazo Córdoba, de 80 años, tuvo su último domicilio en la calle Robles de Las Palmas, barrio de San Juan, y fue descubierto sin vida por socorristas municipales, a quienes se les había pedido ayuda, pues la señora creyó que «estaba dormido».

Vecinos relataron a Plurinominal que cerca de las 8:30 de la mañana, del martes 16 de abril, la señora salió del domicilio solicitando apoyo para llevarlo a recibir atención médica a la clínica 41 del Instituto Mexicano del Seguro Social. Argumentaba no tener dinero «para pagar la llevada».

A pesar de que el conductor de una camioneta propuso el traslado sin costo, la mujer se rehusó y prefirió ponerle una “garrita mojada en la frente”, así lo relató a Plurinominal una persona que vive al lado.

Vecinos solicitaron apoyo del cuerpo de socorro del ayuntamiento.

Cerca de las 12:00 del mediodía, una ambulancia se trasladó hasta la zona de las viviendas que fueron construidas por el H. Ayuntamiento para personas vulnerables, tratando de brindar ayuda al señor Collazo Córdoba.

Los socorristas encontraron en el suelo al adulto, y al realizarle un reconocimiento físico descubrieron que por la rigidez del cuerpo, había muerto horas antes. Suponen que su esposa, durante la noche del lunes durmió junto a Saturnino, quien habría muerto durante la madrugada.

Los socorristas dieron aviso a la Dirección de Seguridad Pública Municipal, cuyos elementos hicieron acto de presencia en la vivienda, dando parte a los agentes investigadores y se procesó la escena donde estaba el cadáver.

Los socorristas encontraron en el suelo al adulto, y al realizarle un reconocimiento físico descubrieron que por la rigidez del cuerpo, había muerto horas antes…

La esposa de Saturnino Collazo comentó que el hombre se encontraba enfermo “de gripe” desde hacía dos días, pero no fue a recibir atención médica a pesar de que la temperatura del cuerpo fue alta.

Dijo que durante la noche, el hombre se levantó de la cama y se tendió en el piso. En la mañana ella pensó que seguía enfermo, ya que tenía los ojos abiertos, por eso salió en busca de ayuda, pero no tenía dinero y regresó al domicilio a ponerle una “toalla mojada” en la frente.

Saturnino Collazo Córdoba, originario de la colonia Agrícola San José, Guadalcázar, cobró popularidad en esta cabecera durante el segundo año de la administración de José Alfredo Salcedo Loredo.

Vivió durante varios meses bajo un techado de lonas, entre mezquites, esperando a que le entregaran su casa, pues fue contemplado como parte del programa de vivienda.

Junto con María Ramona Estrada Mireles, vivieron en un terreno pegado al campo deportivo Manuel Galván, “La Gallera”.

El espacio fue rústico y construido con madera y plástico, La gente se compadeció de la pareja y con algo les ayudaban.

Al saber que sería beneficiado, desde mediados de marzo de 2017, la pareja de ancianos esperó bajo el manteado las llaves de su casa y así pernoctó durante mas de un mes.

La situación fue del conocimiento de Gerardo Güitrón, Director de Protección Civil del H. Ayuntamiento, y aunque se proporcionó ayuda, los adultos optaron por vivir así.

Saturnino Collazo Córdoba, entrevistado dijo que un amigo de la Yerbabuena Guadalcázar le permitió colocar sus cosas en ese lugar. «Una casa ya es mía, pero no se cuál», dijo aquella vez don Saturnino en entrevista a Plurinominal.

Por su parte el gobierno municipal dijo que debía esperarse a la visita del gobernador para darles acceso.

De acuerdo al itinerario, el gobernador Juan Manuel Carreras López, tenía programada la visita hasta el día 20 de mayo de 2017, por ello en Cerritos se temía que los «viejitos» fueran víctimas de una granizada.

«Una casa ya es mía, pero no se cuál», dijo aquella vez don Saturnino en entrevista a Plurinominal…

A mediados de abril de ese año, Rosa María Huerta Valdez, representante del Gobernador Juan Manuel Carreras López apuntó a la incapacidad de José Alfredo Sauceda Loredo al no haber gestionado pronto la ayuda para el par de ancianos.

Un diario regional señaló que Rosa María Huerta, enterada de la situación reveló que hasta antes de la noticia, no se había pedido ninguna petición de apoyo al personal de gobierno.

Enfatizando en la autonomía de todos los municipios, consideró que el asunto requería de prioridad por lo que intervendría «independientemente de la incapacidad del edil», para que se ordenara entregar la casa tan pronto como fuera posible.

Al respecto Antonio Reyes, de Comunicación Social respondió, «el alcalde sí ha pedido apoyo, me consta», lo que dejó claro cómo ambos niveles de gobierno se «echaron la pelota» uno con otro.

De este modo se agilizó la entrega de una sola vivienda con tal de que la pareja dejara de esperar debajo de un mezquite.

El viernes 21 de abril de 2017 se llevó a cabo la entrega y Alfredo Sauceda, Presidente Municipal, acompañado del Director de Desarrollo Social Eduardo «La Tachina» Reta, del Secretario General Jesús Gildardo Nieto Meza, así como representantes del Instituto de Vivienda del Estado, entregaron las llaves a los ancianos.

Al recibir las llaves de la casa que no les costó un centavo, Saturnino Collazo, dijo al alcalde que si no era mucho pedir, no estaría de mas que también le dieran una estufa con su tanque de gas y una lavadora.

A finales de abril de 2017, maestros y ex alumnos del CBTA 123 ayudaron a mejorar condiciones de los señores.

2 paisanos enviaron recursos económicos al Profesor Jesús Villafuerte García. El donativo económico provino de María Guerrero y Valeria Rodríguez. La primera aportó la cantidad de 3 mil pesos, mientras la segunda donó 927 pesos, con lo que se adquirieron artículos de línea blanca.

En ese entonces, una mujer de nombre «Jaqueline Martínez» indicó que los adultos cuentan con parientes en la Colonia Agrícola San José, sin embargo sus hijos los dejaron «abandonados», dado que partieron a Monterrey, donde gozan de buena vida, según relató.

Este 2019, tras la muerte de Collazo vecinos de las Palmas afirman que la pareja cuenta con tres hijos, dos varones y una mujer.

Al matrimonio comúnmente se le veía acompañar en rezos y velorios aun cuando no conocían al fallecido.

El mismo martes 16 de abril por la tarde, se realizaban las exequias de Saturnino en el domicilio donde fue hallado sin vida.

Comments are closed.