Press "Enter" to skip to content

César Rodríguez celebró cantamisa

  • Ojalá que su sacerdocio motive a muchos a seguir esta vocación», expresó el presbítero Antonio Huerta

BETO GUERRERO

Este 25 de noviembre Cerritos estuvo de fiesta por la «Cantamisa» del Presbítero César Rodríguez González.

La reunión de familiares y amigos estuvo programada en la Capilla de Guadalupe a las 11:00 AM.

Los fieles estuvieron atentos para acudir a la cita, pues también se anunció la Celebración Eucarística para las 12:00 PM en el Templo Parroquial, para de ahí partir a un convivio en el Salón Concordia.

Una comitiva preparó adornos para esta fecha especial, porque César Rodríguez fue enviado a colaborar para el pueblo de Dios, en un lugar de la zona media, luego de que recibió el sacramento del Orden Sacerdotal de manos del arzobispo Jesús Carlos Cabrero Romero.

El Vicario Parroquial de Cerritos, Gerardo de Jesús Silva Alemán, manifestó que la cantamisa es la primera misa celebrada por un sacerdote. En ella le acompañan su familia, amistades y fieles de la iglesia donde realiza su trabajo apostólico.

Como al principio de esta costumbre la misa era cantada, se le conoce como tal.

En la fecha y hora programadas, Rodríguez González recibió las felicitaciones de familiares y amigos, quienes lo acompañaron en todo momento.

César marchó con el grupo de fieles sobre Aldama para ofrecer su primera misa en el Templo Parroquial, a donde acudieron compañeros del seminario diocesano potosino, pero antes el conjunto ciudadano lo esperó en su domicilio del barrio Guadalupe para salir junto con él durante un recorrido tradicional que aparte del recibimiento, consiste en sacarlo de casa para ir todos en procesión hasta el lugar donde sería su cantamisa en el templo parroquial.

Después de la celebración religiosa hubo un convivio, donde el acercamiento con la gente fue mas estrecho.

El Párroco de Cerritos Antonio Huerta García, dijo a Plurinominal que «el convivio fue emotivo, y eso da mucho gusto. Ojalá sea un buen Sacerdote, que haga mucho bien a la iglesia; y como parroquia nos alegramos porque un hijo de esta comunidad asume el llamado que Cristo le ha hecho. Es un momento festivo para la parroquia, ojalá que su sacerdocio motive a muchos a seguir esta vocación que es muy hermosa cuando se sabe vivir digna y decentemente».

El Sacerdote se mostró agradecido con todos los que hicieron posible la fiesta, «el evento estuvo muy bien organizado gracias al apoyo y participación de mucha gente, invirtieron recursos, tiempo y presencia», dijo.

«Gracias a Cerritos, a la comunidad parroquial por su esfuerzo, por ese cariño, también gracias a los Sacerdotes que con fe nos motivan a seguir madurando el compromiso con Dios. Ojalá el acontecimiento refuerce la fe y ayude a ser mejores personas, que mantengan sus creencias firmes en lo que les enseñaron sus padres, porque las cantamisas ayudan a creer en la iglesia y valorarla», indicó Antonio Huerta.

«Felicidades César, sigue orando por la Parroquia que aquí te quieren mucho«, finalizó.

Por su parte, el Padre Abdías Martínez, del Tepozán se dijo contento por acompañar a César, «fuimos compañeros en el seminario», indicó.

El Sacerdote Abdías dijo que compartía la alegría con la familia del recién ordenado, pero se dijo más feliz porque es alguien originario de Cerritos, esperando que de esta tierra sigan surgiendo más vocaciones al sacerdocio.

Martínez expresó que otra buena noticia es que el Padre César fungiría como Vicario en la Parroquia del Refugio Ciudad Fernández, municipio que se ubica en la zona media potosina.

«Que Cristo le siga fortaleciendo y bendiciendo», expresó.

En el Salón Sertoma la gente disfrutó del banquete al ritmo de Javier Rodríguez y sus huapangueros.

Comments are closed.