Despidieron a Miguel Ángel Zamarrón

Casi 2 semanas duró el traslado del paisano que fue asesinado en USA
Lo sepultaron en Pozo de Acuña

Marco Serna
Miguel Zamarrón, —paisano que fue asesinado en Orlando Florida la madrugada del domingo 29 de enero del presente año— fue sepultado la mañana de este sábado, en la localidad de Pozo de Acuña, Guadalcázar, donde radica su familia.
Momentos de angustia vivieron sus parientes, debido a que su traslado tardó casi 2 semanas.
Sin embargo el velorio estuvo amenizado por un sonido, porque fue su voluntad llevar a cabo una fiesta donde “se le recordara bonito”.
Se informó a este medio de la multitud que acompañó a la familia. Muchas de sus amistades le dieron la bienvenida casi a la 01:30 AM del pasado jueves en casa de sus padres.
Este sábado, se llevó a cabo una misa que dio inicio a las 10:00 AM y su entierro sucedió a las 11:30 aproximadamente, antes de conducirlo hasta su última morada.
Explican sus conocidos, que el fallecido expresó su deseo de no llevar a cabo los rezos tradicionales, sino una gran fiesta con su música preferida, a la que se unieron cientos de personas de esta cabecera municipal y comunidades aledañas.
No pudieron los acompañantes al sepelio estar alegres durante todo el acto de despedida como él lo quiso, porque a algunos les ganó el llanto, más a sus familiares y amigos cercanos que jamás obtuvieron un mal gesto de Zamarrón.
Aun se reportan como graves, 3 de sus acompañantes, quienes fueron heridos con arma de fuego en el estacionamiento de la “Taquería Los Deleites” ubicada en ese estado americano, poco antes de las 2:00 AM de la fecha citada.
Todavía sigue el juicio contra los presuntos asesinos que participaron en esos hechos, quienes dijeron llamarse Roberto Rivera Vázquez, de 21 años, Robert Rivera Vázquez, de 22 años, Miguel Vargas de 21, y Elizabeth Lebrón Feliciano, de 32 años.
Miguel Zamarrón fue sepultado bajo la lluvia, al ritmo de banda.

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento expreso de la dirección.