SOBERBIA MATA “REVOLUCIÓN”

De cándidos candidatos, jóvenes con memoria y Artistas que buscan su historia

Por Juan José Campos Loredo
A medida que pasan las generaciones se vuelven peores. Vendrá un tiempo en que serán tan malvadas que adorarán el poder; la potencia tendrá razón para ellas, y dejarán de reverenciar el bien. Finalmente, cuando nadie se indigne ante el mal ni se avergüence en presencia de un miserable, Zeus los destruirá también. Pero aun entonces podría hacerse algo si la gente del común se alzara y debelara a los gobernantes que la oprimen.
Mito griego sobre la Edad del Hierro.

“Para todas las formas irracionales y explotadoras (abusivas) de autoridad la autoafirmación –la dedicación de uno a sus fines propios- es el mayor pecado, porque amenaza al poder de la autoridad; a la persona sujeta a ellas se le hace creer que los fines de la autoridad son realmente los suyos también, y que la obediencia es la mejor manera de realizarse uno”
Erich Fromm, Anatonía de la destructividad humana.

Definitivamente, a casi un mes de las elecciones en nuestro país, tenemos a dos candidatos en la pelea. La súbita bajada de Josefina Vázquez Mota de las preferencias debido a su estrategia antipeña en el debate dejo muchas dudas en sus simpatizantes. Y con ello se comprobó que quien intentó golpear más, salió bastante abollada. Con esto, dos contrincantes, los que tenían que ser, se van al frente y si bien uno la tenia segura gracias al apoyo incondicional de los aparatos representados en las dos principales cadenas de televisión, una pifia, un comentario donde esperaba refrendar que el carácter duro ante los levantamientos sociales era la maniobra mas correcta y esto lo presumió ante estudiantes “bien” que lo lógica era que le hubieran aplaudido, la respuesta contraria ha sido devastadora. El movimiento ahora conocido mundialmente como “#Yo soy 132”, ahora es comparado por su rápida propagación como algo que puede ir más allá de los indignados en España, del Occuped Wall stret y en una de esas dejar sin presidencia a un candidato fabricado que ya se veía ahí, instalado y que ahora no sabe como mediar esta brutal realidad que lo ha rebasado a él y a sus correligionarios. Nunca en la historia de este país se habían levantado grandes marchas en contra de un candidato. Nunca. Y si bien la figura que representa este encono social, juvenil en presencia mayoritaria, es Enrique Peña Nieto, este movimiento se encauza contra lo que representa: los engaños, las mentiras, la virulencia, el abuso de poder de 82 años de un priismo enquistado hasta la medula y que fue capaz de corromper todas la estructuras sociales de este país. El regreso no de un partido, sino de un régimen, se vuelve imperioso evitarlo. Y eso los jóvenes, por los masacrados que intentaron el cambio en el 68, en el 71, y obligados a callar durante tantas generaciones, ahora, se levantan, por la sangre de todos aquellos, por la sangre de los 60,000 o más muertos, por la sangre de los niños de la guardería ABC, por las muertas de Juárez, por la ignominia y la indolencia de nuestros funcionarios. Los jóvenes se ven (¡ven al país!), a este país que los políticos han convertido en un lugar de miedo y desesperanza y gritan en contra de lo que no quieren en su futuro. “Los cuarentones o más, ya nos jodimos, no hicimos lo suficiente” escuché a un colega decir. Y no. Los cuarentones hicimos y hacemos lo que nos toca. Y esta parte de la historia también es la nuestra. Nos toca sumar lo que sea necesario. Sumar y sumar. Este país despertó en menos de quince días y será necesario no lo dejemos morir otra vez. Que no dejemos solos a nuestros jóvenes.
Y es que en ese sentido, el movimiento de los jóvenes denominado “#Yo soy 132” debe cuidarse. No es sano para los que defienden su status intocable que esto continúe. Los poderes fácticos lo saben bien. Cuando tienes un poder o un movimiento en contra, dale su lugar, dale su espacio, apapáchalo, consiéntelo, cúmplele todos sus “caprichos” satura a la gente con ellos, dales importancia y satura, satura y satura al espectador, al lector con su presencia. Esto les quita su lado más atractivo: lo prohibido ahora está al alcance y eso suele restar importancia, es la lógica inconsciente de un pueblo sin cultura, con educación negada. Ahí es cuando estos jóvenes deben tener cuidado y no permitir que la soberbia les gane. El poder es el poder por algo. Y en ese sentido, los que han gobernado, ellos, son los expertos. O han tenido demasiados años. Salinas de Gortari es el maestro de esta estrategia.
Y Remeber el EZLN y el Sub Comandante Marcos, como se le llevo con Vicente Fox hasta el desgaste del movimiento. Tanta tele, tanta atención mediática le restó ante un pueblo ávido de “héroes incorrectos” esa fuerza que no debían perder. Siempre es bueno mantener ese aire de contestario. La sobre exposición mata. Los movimientos, nacen, se desarrollan, conquistan a pasos sus luchas y luego es bueno desaparecer, “convencer con esto al diablo de que no existes” y luego volver a las andadas. Ahí radica el éxito de la transformación. E insisto: Salinas lo ha aplicado a la corrección. Una simple ley del poder. La saturación puede matar. El objetivo se debe lograr. Pero, ojo. Saber mirar en retrospectiva, saber hacer una pausa es siempre necesario. Y es sabio. Y esa sabiduría es la que proporciona el éxito tan necesario
El domingo 27, el candidato panista a la alcaldía municipal, ofreció un desayuno abierto al gremio cultural y artístico potosino con el fin de escuchar las necesidades del mismo. Fue una sesión donde primero el gremio planteó sus necesidades y posteriormente escuchó las propuestas de Alejandro Zapata Perogordo. Se le dió a conocer la alternativa ciudadana sobre la creación del CONSEJO TÉCNICO CIUDADANO, que si bien está en proceso con la SECULT a nivel estatal, se le insitió en la importancia de uno de carácter municipal a lo cual, no sin darle ciertas vueltas al asunto, finalmente acepto que lo realizaría en caso de llegar a la presidencia de nuestra ciudad. Artistas que alzaron la voz en esta reunión y que insisto, es vital la participación para abrir estos espacios ante nuestra clase política. Y ahí esperamos el llamado del candidato priista, quien dejo buenas cosas en la UALP en su paso por la rectoría, cuentan unos, pero de que el proyecto de cultura de la misma es más que un desastre, eso ni duda cabe. Y lamentable viniendo de la institución que tendría que ser la vanguardia cultural de los jóvenes. No todo son estudiantinas, festivales de la canción, folcklor, ni musicales señor Mario García Valdez. Esperamos su invitación.
Y si, Secretaria de Cultura, reinician los trabajos de la COMUNIDAD ARTÍSTICA POTOSINA. Y cabe una reflexión sobre este quehacer: cuidadosos debemos ser con aquellos que pretenden desviar la atención sobre un proyecto que mucho se ha denostado, se ha desvirtuado y del que poco se conoce o se entiende; y que sobre todo venga de aquellos colegas que se dicen “comprometidos” y nunca se han acercado a este proceso. La perspectiva de “compromiso” que surge solo en coyunturas electorales (entiéndase, de probabilidad de hueso) es algo que muchos pueden pretender. Los políticos bien saben que la dignidad de muchos artistas está por los suelos y que las necesidades económicas apremian. Y bien intuyen que esos, tienen un precio. Estar presente en las reuniones de La Comunidad Artística Potosina es imperante, ya que las acciones de municipio deben ser en congruencia con un proyecto estatal de Cultura que la Comunidad y las instancias estatales, ya han comenzado.
Para eso será importante la unidad de aquellos que creemos que la cultura en nuestro país debe ser diferente. La necesidad nos gana y es fácil llegarnos al precio, por eso la presencia para defender lo que sea defendible. La dignidad de los artistas, los políticos tienen la certeza de que esta por los suelos, pero, quien sabe, en una de esas, algo nuevo y para bien sucede.
Se debe. Y es una acción que debe ser constante, de vinculación, de gestión, de acercamientos a los distintos grupos sociales. Si bien el arte es algo que se debe mirar de manera específica, la cultura es un concepto que se amplia y nos permite la comunicación y participación entre los distintos sectores sociales. Hay que crear redes y diversificar. Necesario es, y la acción debe, no pese a las autoridades, sino con ellas, ya que son las gestores y corresponsables de los procesos con presupuestos que deberían estar asignados a ello. Y si no lo quieren, ahí nos tendrán para la rendición de cuentas.

Las Razones del jabalí

Y el Jabalí que se pregunta: ¿Cómo fue posible que nunca nos diéramos cuenta que la Secretaría de Cultura, realmente era una cochinito para nuestro futuro, una cajita de ahorros o incluso, una ilustre caja popular donde nuestro trabajo se vería remunerado bajo llave por esos finos ahorradores que sin interés, nos reembolsarían en cuanto su señor de los cielos, el sietemesino Xavier Torres Arpi, decidiera luchar contra aquellos que impiden ver felices a los artistas, no pagándoles en tiempo y forma? El jabalí dice ¡Salud! Y espera algún día remontar la vieja locomotora de la Alameda ahora enclaustrada en el museo del Ferrocarril… nomás que me paguen en la SECULT, para pagar la entrada al Museo.

@Juan José Campos Loredo
En facebook: Juan José Campos Loredo
Alighieri.21@hotmail.com

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento expreso de la dirección.