CERRILES 504

El rechazo a la propuesta de homologar salarios a los de primer nivel, sólo ilustra una excesiva concupiscencia monetaria de los panistas que se notó desde el primer día en que tomaron la presidencia.

Es decir, las acciones en favor de la colectividad “cerril”, han pasado a un plano inferior, porque de darse éstas en el momento oportuno, ocurrirán una vez que los altos mandos municipales ya aseguraron altas sumas en efectivo con las que engordan sus legados.

Dulce María Montes, jamás ha reconocido que esos “pagos excesivos”, son el precio que significa una inversión para garantizar más poder a futuro.

De no haberse publicado la nómina con las cantidades que perciben aquellos que administran el erario de los cerritenses, sería válida aun la excusa de que “no hay dinero”, lo que ahora se convierte en una farsa, porque “sí hay”, pero sólo para algunos. Por eso, tal información de la nómina, fue más relevante que aquello que se hizo público por la autoridad en el primer “Miércoles Ciudadano”, donde se anunció mediante copias, sólo lo que les conviene.

Menciona el Diccionario de la Real Academia Española, que “Codicia”, significa un “deseo vehemente de poseer muchas cosas, especialmente riquezas o bienes”, y agrega un ejemplo para utilizar la palabra: “Voraces fariseos, no poseen más moral que la de la codicia”.
Por lo sucedido en la reunión de Cabildo donde los panistas se negaron a reducirse los salarios, no existe un mejor ejemplo que le acomode a las autoridades que hoy gobiernan.

Ciertas explicaciones que ha dado a la prensa Dulce María Montes, sólo apuntan al escarnio propio ante las jugadas que poco a poco la orillan hacia el “Jaque Mate”.
Así es, porque las acciones son disímiles a lo que el PAN profesó en campaña, y ahora, no conformes con un Cabildo a favor, en medio de la oscuridad, lanzan una convocatoria, al parecer sólo entre panistas, para tener y conformar un Consejo de Desarrollo Social a favor.

Pero volviendo al tema de lo sucedido en la última sesión del Cabildo, los ediles panistas entendieron la propuesta de sus adversarios tricolor, “al revés”.
Esto significa que en vez de homologar salarios, procedieron a autorizar los aumentos, aunque aquí resalta la abstención del regidor del PANAL, que al parecer comienza a distanciarse de las decisiones que perjudican el erario del pueblo en general.

Así las cosas, no se ha explicado por qué, si existen dos personas “nuevas” dedicadas al cobro del comercio, uno percibe $1,400 quincenales, a diferencia del otro que gana $1,700.
Al parecer, una de éstas personas es hijo de la suplente de regidor, Elena Jiménez, por sus apellidos, “Bañuelos Jiménez”.
De estos datos que se espera, confirmen los departamentos de “transparencia” y de “comunicación social”, sería bueno que se detalle, por qué percibe más el esposo de una compañera del IMSS de la Regidora Alma Migdalia Martínez Gallegos, pues como se revela, ambos trabajadores realizan una función igual.

Por otro lado, se desconoce si en la reunión de Consejeros de Desarrollo Rural, se solicitaría que el titular, Ingeniero Carlos Alberto Cerda Guerrero, permaneciera de tiempo completo en el departamento, pues se le ve únicamente cada 15 días.
Se asegura por Consejeros, que constantemente visita la ciudad de Guanajuato.

Nos leemos luego.

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento expreso de la dirección.