Exigen empleados que ayuntamiento cubra gastos médicos y medicinas

  • Buscarán asesoría ante Conciliación y Arbitraje

Francisco V. De la Cruz.- Trabajadores al servicio del Ayuntamiento manifestaron a este medio, que cuando han tenido necesidad de servicios médicos y medicinas han recurrido ante la parte patronal, donde les han manifestado que la presidencia no tiene obligación de pagar al 100% los gastos.
Por lo anterior, acudirán ante la Junta de Conciliación y Arbitraje para solicitar asesoría al respecto.
Indicaron los afectados, que los sueldos que devengan son muy bajos. Éstos se ven diezmados cuando tienen que acudir a una consulta médica o a comprar medicinas.
Aunque cuentan con un médico, en ocasiones no los atiende argumentando motivos diversos o en su caso, no se cuenta con los medicamentos para enfermedades habituales.
Otros detallaron, que para recibir atención médica especializada tienen que acudir hasta San Luis Potosí, donde gastan en consulta y medicinas.
Para aminorar gastos, acuden al DIF Municipal para que los traslade gratis, pero generalmente el cupo está saturado.
Mencionaron, que tienen conocimiento que el Ayuntamiento debe de proporcionarles el servicio médico y medicinas en caso de no tenerlos asegurados. “Eso en ninguna ley está establecido”. Así lo dijo un funcionario de primer nivel.
Los inconformes dijeron, que a muchos negocios el mismo Seguro los obliga a tener asegurados a sus trabajadores. Esta es una obligación por parte del patrón y en el caso del Ayuntamiento las leyes deberían aplicarse con igual rigor.
Lo anterior también aligeraría en un futuro la carga de jubilaciones, porque el pago de los jubilados lo realizaría el mismo seguro y no el Ayuntamiento como ocurre en la actualidad.
Expresaron los trabajadores que uno de sus compañeros se lesionó en el cumplimiento de su trabajo y el Ayuntamiento no quiere reconocer su responsabilidad.
En su momento el accidente no se documentó, esto a pesar de que sus propios compañeros fueron testigos.
A ese trabajador la operación le cuesta alrededor de 60 mil pesos, pero el Ayuntamiento pretende poner una parte.
El lesionado no tiene la capacidad suficiente para reunir lo demás, lo que hace imposible su operación.

Prohibida la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento expreso de la dirección.