Press "Enter" to skip to content

En total aplicaron 2885 dosis CanSino Biologics

  • Brigada de vacunación acudió a domicilio de pacientes que estaban en cama

Por FRANCISCO VALERO.- Plurinominal fue el único medio con permiso para ingresar a las instalaciones del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario número 123, lugar que fue utilizado para la aplicación de la vacuna contra el Covid-19.

La jornada estuvo compuesta primero por tres días y posteriormente se amplió a un día más.

El miércoles 14 de abril nos acercamos a las instalaciones del CBTA para recoger información. La coordinadora Maribel Romero Laureano nos recibió amablemente y nos invitó a pasar al interior para que la población se enterara de lo transparente de la jornada.

Dijo que el lunes por la mañana un grupo de dentistas de esta localidad se acercó al módulo de entrada para preguntar si se les podía vacunar. Estaban dispuestos a esperar para ver si al final del día sobraban vacunas, pero se les dijo que aún no les tocaba, ellos cuentan con su propio registro y deben de acudir a la SEDENA, en la capital del Estado.

La jornada estuvo compuesta primero por tres días y posteriormente se amplió a un día más.

También hubo personas de otros lugares que pidieron ser vacunados en esta localidad. Algunos afirmaron queestaban cuidando a sus padres, después de una rigurosa investigación con vecinos se determinó que los datos vertidos eran verídicos y se les vacunó.

Ese día miércoles cerca de las 3:40 de la tarde, una persona originaria de Ojo de Agua se acercó con la coordinadora para pedir que la vacuna se aplicara a personas de 40 años de edad, ya que tenían conocimiento que muchas personas de aquella comunidad no habían acudido a recibir su dosis, además solicitaba que los centros de aplicación se acercaran a las comunidades, propuso también que el ayuntamiento enviara un camión a trasladar a la gente.

Maribel Romero explicó que eso no podía suceder, ya que la vacuna estará disponible para todos pero debe respetarse el momento que le corresponda a cada una de las personas.

En algunos lugares se ha llevado a cabo la vacunación de gentes que no son de la localidad, pero eso se ha hecho con permiso especial de parte del delegado de la Secretaría del Bienestar.

Que en efecto hubo gente que llegó «supuestamente recomendada, tratando de hacer valer sus influencias, pero tuvieron que esperar en la fila».

En la formación se pudo ver a vecinos «del centro» que en otros tiempos pudieron utilizar sus influencias pero ahora tuvieron que hacer fila para recibir la vacuna pues no se les dio preferencia.

La coordinadora mostró a Plurinominal que en el interior había cinco módulos de vacunación. Esperaban la asistencia de 2500 personas. Se organizaron de esa manera pues cuentan con experiencia debido a que han participado en la vacunación de Villa Juárez, Guadalcázar y Ciudad Fernández.

Hasta ahora Cerritos tiene el segundo lugar en aplicación de dosis en un solo día.

El lunes se alcanzó la cifra de 1197 vacunados, Rioverde es el municipio que lleva el primer lugar, allí se han logrado aplicar 1260 vacunas en un día. La región 03, a la que pertenece Cerritos abarca 12 municipios.

El cargo que desempeña Maribel Romero Laureano es de apoyo técnico regional. Ayuda a personas con discapacidad y al mismo tiempo funge como coordinadora de los Servidores de la Nación.

Estableció que si alguna persona en tres meses cumplía los 60 años de edad entonces se les aplicaría el biológico.

Entrevistamos a varias personas originarias del Tepozán.

Comentaron se sentían bien, no tenían ninguna molestia y confiaban en que la vacuna les serviría para evitar un contagio de Covid-19, «aprovechamos la oportunidad, me inscribí a través de internet pero nunca me llamaron por teléfono», expresó una de ellas.

Otra persona manifestó que en esa comunidad fue la auxiliar de salud la que anduvo informando casa por casa para que asistieran al módulo.

Maribel nos guió por diferentes filtros que se colocaron para el ingreso.

En el primero se llenaba un cuestionario, una copia era entregada a los beneficiarios y otra enviada a la Secretaría del Bienestar para constatar la aplicación.

En el filtro siguiente una enfermera recibía a las personas y les tomaba la temperatura, la cual no debía rebasar los 37.5 grados, verificaban que no tuvieran reacción negativa a algún medicamento o que la persona no contara con problemas de tos, no habérsele transfundido sangre tres meses antes o en su caso no haber padecido Covid un mes antes. Otro de los achaques para no recibir la vacuna era que un mes antes el paciente no hubiera recibido otra vacuna viral.

Entrevistamos a la enfermera a cargo de ese módulo y dijo que previamente fueron capacitados en la clínica del Hospital Rural número 41 de esta localidad, también recibieron videoconferencias de capacitación y comentó que hasta ese día no se había reportado que alguno de los vacunados hubiera presentado algún problema de salud. En cambio cuando fue vacunado el personal de salud en el Hospital Rural número 41 algunos de sus compañeros revelaron haber sufrido dolor de cabeza o escalofríos.

Visitamos otro de los filtros o módulos, llamado de «recuperación». Las personas vacunadas deberían permanecer al menos media hora para ver si no surgía alguna reacción negativa. La encargada del lugar reveló que ninguno de los vacunados manifestó dolencia. Uno de los presentes relató que no tenía miedo ni al Covid-19, ni a la vacuna, pero se la aplicó porque en algún momento el gobierno puede tomar alguna determinación contra las personas que no se hayan vacunado, «que eso era cuestión psicológica». El entrevistado es originario del Tepozán.

Después se nos permitió entrar a las salas de vacunación, las cuales recibían de a 10 pacientes porque cada paquete de vacunas cuenta con ese número, no pueden abrirse paquetes extras debido a que el biológico se echaría a perder y eso tiene un costo para la nación.

Posteriormente la coordinadora informó que se autorizó la conformación de una brigada para acudir a vacunar a dos personas hasta sus domicilios, las cuales no podían caminar, pues ya contaban con varios meses en cama.

La brigada estuvo conformada por dos médicos, personal de la SEDENA y por Servidores de la Nación, para que no haya desviación de vacunas y el proceso sea transparente. El primer domicilio que visitaron fue la casa marcada con el número 98 de la calle Arista, en el barrio de San Juan. La brigada llamó la atención de los vecinos ya que el personal castrense permaneció a las afueras del domicilio. Después de 30 minutos el personal abandonó la casa, pues tuvieron que esperar el protocolo para que el receptor no presente problema.

El otro domicilio está ubicado al final de la calle Abasolo, entre la calle Palmas y Presa Marcos Vives. Allí fue vacunado un hombre de 94 años de edad y es conocido en el barrio de San Juan, como «Don Sebas». En realidad se llama Román García Rodríguez. Por muchos años contó con una tienda sobre la calle Abasolo y a la fecha tiene más de un año en cama.

De allí la brigada salió después de las 5:30 de la tarde. Le preguntamos a Maribel Romero si existía pago de horas extras para el personal y comentó “eso no existe, sólo se les brindan viáticos».

El viernes por la mañana se dijo que en total se aplicaron 2885 dosis en Cerritos del lunes al jueves 15 de abril, y el número de personas que no acudieron o no quisieron vacunarse en los municipios potosinos, sumaba 81 mil, es decir, se estima que ni la mitad de la población adulta en nuestro estado se vacunó.

Por otro lado, la farmacéutica Pfizer aseguró en un comunicado que «probablemente» sea necesaria una tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 dentro de los 12 meses después de haber sido completamente vacunado, esto para que la inmunización sea completa.

En Cerritos las vacunas aplicadas fueron CanSino Biologics, de dosis única.

Comments are closed.