Press "Enter" to skip to content

Tomás Rosales, un luchador social

  • Siempre usó los medios que tenía a su alcance para expresar inconformidades propias y ajenas

Por MARCO SERNA.- Murió el activista y ex diputado local de Villa Hidalgo Tomás Rosales López.

Un hombre que siempre luchó por lo que consideró injusto, falleció por complicaciones de salud y debido a su ausencia, ahora hay un hueco profundo en este sitio del altiplano.

Tomás Rosales usó los medios que tenía a su alcance para expresar inconformidades propias y ajenas. Publicaba un medio semanal donde denunciaba los abusos del poder, organizaba marchas y recurría a la prensa para que su voz se oyera en todo el país. Uno de los casos más sonados, fue el secuestro y muerte de su hijo Pedro Pablo Rosales Zapata. El villahidalguense siempre dijo que las autoridades eran las principales en desestimar el caso que siempre permaneció impune.

Por esta conducta hubo veces que se sentía “en la mira” no solo del gobierno, sino del narco, aunque eso no le bastó para dejar de manifestarse.

Aunque se veía activo de pronto su salud se complicó. Familiares ya conocían el diagnóstico de que Tomás Rosales pronto partiría de este mundo. Así fue.

El ciudadano se fue dejando un legado de lucha social del que pocos pueden presumir.

Este viernes 21 de mayo, se informó que el cuerpo de Tomás Rosales López se velaría en Funerales Tangassi el día sábado. La misa sería en la iglesia de Tequis para partir el cortejo hacia el Valle de los Cedros.

Comments are closed.