Press "Enter" to skip to content

Desarmó el ejército a habitantes de “La Hincada” y “Buenavista” Guadalcázar

Marco Serna
Elementos del ejército realizaron un operativo sorpresa en comunidades de Guadalcázar para decomisar centenas de armas. Sólo toleraron algunas cuyos dueños contaban con documentos que permiten su posesión.
Fue el jueves a partir de las 10:45 de la mañana cuando los habitantes de “La Hincada” y “Buenavista”, mientras recibían los apoyos del Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa), se percataron de la presencia de uniformados y vehículos del ejército.
Auxiliados con un aparato capaz de detectar el armamento, los militares primero se plantaron frente a los hogares para intentar el desarme voluntario, posteriormente si se negaban los lugareños, se les explicaba que un radar indicaba que en sus casas tenían armas. Así lograron desarmar a la mayoría de los pobladores.
Los primeros en saber de la tecnología con que cuenta el ejército, fueron los integrantes de las familias “Rojas” y “Martínez”.
Testigos se sorprendieron al ver que el aparato pudo indicar a los soldados sobre un arma escondida en una camioneta, la cual se les tuvo que entregar.
A través de un comunicado, se supo que de cuatro meses a la fecha, se redujo el número de armas decomisadas por el Ejército Mexicano durante los operativos que llevan a cabo en todo el territorio potosino.
Se informó a Plurinominal que la mayoría de esos decomisos se registran, especialmente, en la Zona Centro, y que las acciones pronto se extenderán también hasta las comunidades de Cerritos y Villa Juárez.

Comments are closed.