Press "Enter" to skip to content

Asalto a mano armada en comercio de Granjenal

  • Dos encapuchados se llevaron miles de pesos en efectivo

Por REDACCIÓN.- La delincuencia no respetó la semana mayor, ya que en El Granjenal asaltaron a mano armada una negociación durante los días santos.

Los hechos acontecieron el jueves 1 de abril, en una tienda de dicha comunidad perteneciente al municipio de Villa Juárez.

El negocio está ubicado sobre la calle principal, a una cuadra de la plaza y ese día apenas había abierto sus puertas. Eran alrededor de las siete de la mañana cuando la propietaria se dispuso a brindar atención.

Fue un hombre el primero en llegar a comprar una cajetilla de cigarros.

El desconocido estuvo observando los movimientos de la mujer y se retiró con los cigarros en mano.

La asustada mujer no tuvo otro remedio más que entregar los recursos económicos que durante la semana había reunido para surtir productos, entregando una cantidad económica que osciló entre los 70 y los 100 mil pesos…

Pasaron algunos minutos cuando dos desconocidos con el rostro tapado entraron y con un arma de fuego encañonaron a la dependienta.

Usando palabras malsonantes y lenguaje intimidatorio exigieron la entrega de todo el efectivo, siempre amenazando con causar daño si no atendía sus indicaciones.

En esos momentos la calle estaba sola. Nadie más se dio cuenta del asalto a la negociación, ni siquiera los familiares de la víctima que se encontraban en el interior.

La asustada mujer no tuvo otro remedio más que entregar los recursos económicos que durante la semana había reunido para surtir productos, entregando una cantidad económica que osciló entre los 70 y los 100 mil pesos.

Los facinerosos amenazaron a la señora para que no saliera del negocio y no mirara hacia donde ganaron los individuos.

Supone que los hampones se dedican a robar en toda esa región.

Al parecer tenían bien estudiados los movimientos no sólo de la propietaria, sino de toda la comunidad.

Los tenderos guardan el dinero para el día que entran los proveedores a surtir las mercancías, es decir cada jueves y los maleantes aprovecharon para dar el golpe por la mañana, antes de que el dinero se gastara en mercancías.

No se supo si la propietaria de la negociación asaltada levantó querella ante la Fiscalía General del Estado, pues los vecinos no vieron movimiento de policías en la zona.

Al respecto los vecinos creen que sale más barato no denunciar los hechos, ya que “los judiciales” siempre piden dinero para la gasolina antes de iniciar las averiguaciones.

Comments are closed.