Press "Enter" to skip to content

El sabor de la derrota

Acaba la semana, y aficionados al béisbol no dejan de comentar la conducta del equipo Cachorros de San Juan, pues hay quienes apuntan al terreno “antideportivo”, y dicen, “parece que Los Cachorros no están acostumbrados a perder”.

El equipo perdió la final por un sorpresivo default, dejando el primer lugar a «Sultanes de Buenavista».

El domingo 1 de agosto, todo estaba listo para que la final se disputara en el diamante de Buenavista.

El juego debía realizarse en aquella demarcación debido a que el domingo 25 de julio, se disputaron los primeros encuentros de la final en «La Casa de los Cachorros», campo que se ubica en la salida al Rincón de Turrubiartes.

«Cachorros de San Juan» fueron apaleados en casa por sus rivales, por eso creen que la ausencia de jugadores de El Granjenal, sería suficiente para que el equipo local, de plano “cavara su tumba” en el partido final, entonces el “default” pudo ser una forma estratégica y digna de perder.

Se comentó que el mánager de “Cachorros” realizó una llamada telefónica a pocas horas de la final, para avisar que no se presentarían.

Argumentó que a un jugador del equipo, originario del Granjenal “se le había muerto una tía”, por eso no irían al juego. El mánager no tomó en cuenta que ya todo estaba preparado para el encuentro.

En cada juego el equipo de casa trata de recaudar recursos económicos para adquirir insumos como pelotas, uniformes, gasolina para transporte y alimentación para los jugadores.

«Sultanes» estaban preparados, ya habían comprado 10 barras de hielo para enfriar cerveza, es el principal producto que se vende.

El domingo que «Sultanes» jugó contra “Cachorros”, el equipo de casa vendió algunas 80 charolas, se esperaba que en Buenavista la venta fuera mayor que la que se hizo en «La Casa de los Cachorros», por ser aquél lugar de Guadalcázar una comunidad beisbolera.

Pero «Cachorros» podría enfrentar una sanción económica por no haberse presentado al compromiso. Dicha multa en la mayoría de las ocasiones se entrega al equipo rival para resarcir daños causados por inasistencia.

Algunas voces de esta localidad, mencionan que «Cachorros» tiene pensado emigrar a la Liga de Béisbol de Villa Juárez, donde no hay equipos de la talla de Sultanes, además muchos jugadores pagados de Cachorros son de El Granjenal, pero antes de irse a otra liga tendrán que cubrir el monto de la sanción económica para no enfrentar el veto o impedimento de jugar en su propia casa.

Habitantes de El Granjenal, constataron que ocurrió el fallecimiento de una mujer el sábado 31 de julio, «era tía de unos muchachos que juegan con el equipo Cachorros, pero desde antes ya decían que no acudirían a ese encuentro porque el equipo contrario era muy fuerte», por eso autoridades deportivas investigan si hubo premeditación.

«La muerte de una tía no es un justificante válido, los que no podían ir al juego serían los sobrinos de la fallecida, pero los demás jugadores debieron de cumplir el compromiso», dijo una persona a este medio.

Aficionados que acudieron a Buenavista a presenciar la final, estuvieron esperando a «Cachorros» hasta las 12:00 del mediodía, hubo inconformidad por parte de la afición y jugadores de «Sultanes».

El presidente municipal de Guadalcázar, Panchito Pérez Zapata acudió al encuentro y se comprometió a donar 20 mil pesos para resarcir los daños que sufrió el equipo de casa.

Pues bien, Guadalcázar ahora tiene a un nuevo campeón.

 

Nos leemos la próxima…

Comments are closed.