Press "Enter" to skip to content

Murió normalista potosina

  • En 2019 su padre fue asesinado en Puerta del Río

MARCO SERNA.- Jovencita de Puerta del Río murió de repente, dejando a la familia de nueva cuenta sumida en la tristeza, pues los hechos se suman a la tragedia de julio de 2019 donde murió su padre.

Celia Benita Castillo Hernández, estudiaba la licenciatura de educación primaria en la benemérita y centenaria escuela normal del estado, sin embargo no pudo concluir los estudios porque en menos de 2 meses su estado de salud empeoró hasta causarle la muerte. Una amiga de su madre dijo a este medio que Celia tenía apenas 23 años, pero luego una mujer nos corrigió al explicar cumplió 20 el pasado primero de abril.

En las fotos se le mira llena de alegría y de vida, por eso amigos y familiares no comprenden qué pudo sucederle.

Hablan de un padecimiento cardiaco de los llamados “soplos”, así como “miopatía autoinmune”.

Nunca olvidó a su papá.

Luego del diagnóstico bastaron algunos 2 meses para que Celia Benita falleciera. Conocidos dijeron que su padecimiento resultó tan agresivo, que el adelgazamiento la dejó muy debilitada y le impidió continuar sus estudios. Solo estuvo unos 4 días hospitalizada.

Este 11 de junio, “la comunidad normalista integrada por alumnos, docentes, personal de apoyo, administrativos, directores de área y dirección general, expresaron su más sentido pésame” ante el fallecimiento, pues la joven ya no pudo graduarse.

Los hechos se suman a los ocurridos el 7 de julio de 2019, donde Jesús Castillo, de 41 años, papá de Celia Benita fue víctima de lesión con arma blanca. “Chuy”, murió al instante luego de desangrarse debido a herida letal.

Jesús Castillo.

El responsable fue identificado como «El Chaney». Jesús, entonces empleado de Cementos Moctezuma había acudido con amistades a disfrutar de un encuentro de béisbol. Al llegar a casa, a un costado de la capilla de Puerta del Río, se topó con «El Chaney», a quien reclamó por desacuerdos de antaño. Luego sucedió el pleito y el homicida huyó. Jesús Castillo pasóparte de su infancia en el barrio de la Santa Cruz, de Cerritos, en domicilio de Cuauhtémoc, casi esquina con Jesús Carranza, luego probó suerte en Estados Unidos, y regresó para trabajar en la cementera. Sus últimos días decidió vivir en Puerta del Río donde murió víctima de las heridas.

Su hija Celia Benita siempre lo recordaba, pues en su perfil de Facebook se aprecian fotos de su padre junto con ella luego de que éste había fallecido.

“Cumples un año hoy que dejaste este mundo para irte a un lugar más bonito donde todo lo que pasaste quedó atrás y ahora eres más feliz. Acá te extrañamos mucho y recordar este día nos llena de muchos sentimientos, tengo esperanza de poder ver a las personas que te hicieron daño como es que la vida les devolverá todo eso. Siempre estaré orgullosa de ti”, escribió Celia en julio de 2020, luciendo una foto de su papá y un atuendo de graduación.

Pero este mes de abril de 2022, José Guadalupe Hernández, abuelo materno de Celia Benita fue hallado y auxiliado por ciudadanos, autoridades y socorristas.

“Don Gallo”, como le decían estaba en el interior de una noria del potero El Corcovado, misma que se ubica a 4 kilómetros de Puerta del Río.

La gente dijo a Plurinominal que el señor llevaba una bicicleta cuando cayó en el pozo, y así estuvo 2 días y 2 noches encima de la unidad gritando por ayuda, ya que la excavación cuenta con una profundidad de 9 metros, de los cuales 1.60 son de corriente líquida. El hombre se reportó sano y a salvo y la familia volvió a ser noticia, tal como ahora, pero esta vez los hechos vuelven a ser de tristeza tanto para sus amistades como para todo Puerta del Río.

Comments are closed.