Press "Enter" to skip to content

Cerriles 1861

De nueva cuenta Cerritos se volvió foco nacional luego de conocerse el caso donde perdió la vida niña de 3 años de edad. La menor habría sido presa del padrastro, y de no ser por la investigación policiaca, persistiría la versión de que la pequeña se “cayó de la cama”, que “había convulsionado” y que luego murió.

El pasado 18 de marzo Plurinominal conoció el asunto que atrajo la presencia de autoridades.

Al Hospital Rural número 41 llegaron los agentes, donde se dieron cuenta que el cuerpo de la niña presentaba golpes que no correspondían a una caída, entonces se determinó esperar los resultados de la necropsia y al poco tiempo, se informó sobre la captura del presunto.

Se trata de un sujeto de 28 años de edad quien enfrentan un proceso penal por su probable participación en los delitos de feminicidio con punibilidad agravada y violencia familiar. De acuerdo al resultado, la niña contaba con una hemorragia intraabdominal que habría sido resultado de la golpiza.

Este caso llevó a que activistas locales, que promulgan ideologías feministas exigieran justicia para el responsable, temiendo que pronto pueda alcanzar su libertad. Ellas tampoco comprenden cómo la madre no pudo detectar los maltratos que su pareja sentimental le habría ocasionado a la niña, pues creen que éstos no habrían sido recientes, incluso una mujer comentó que el ahora detenido estaba junto a la madre durante el sepelio de la niña y Plurinominal confirmó que en el DIF municipal no se contaba con conocimiento de hechos que comprobaran antecedentes de maltrato.

Si recordamos, un grito de reclamo utilizado por el movimiento feminista, es que en México se mata a las mujeres por el simple hecho de serlo, y tal parece que este caso sería una muestra de ello, pues con relación a dos ejecuciones a sangre fría ocurridas este mes en perjuicio de igual número de mujeres que contaban con domicilio en la cabecera municipal, no sucedió un pronunciamiento igual.

Desde el espacio “Justicia para Renata”, se aprecian comentarios de desprecio contra el presunto culpable de haber dado muerte a un ser indefenso. Todo apunta a que la niña crecía en medio de conflictos familiares entre el padre y la madre, el padrastro, abusos y violencia.

Hasta ahora son las autoridades quienes tienen el caso pendiente por resolver. En otros asuntos ni siquiera se conoce a los autores de crímenes atroces que suceden en cada rincón del país, y que no distinguen género, sino que se cometen con una crueldad que cada vez se vuelve habitual en una sociedad de por sí trastornada.

La doctora Antonia Amelia Rodríguez Delgadillo considera que los responsables “tienen que pagar por lo que hicieron, también la madre, para que les quede claro a todas esas mujeres que están con tipos malditos como este pedazo de basura, sepan que también irán a prisión por no proteger y prevenir a tiempo una desgracia llegando al asesinato de sus bebés. Yo sé que es mundo y todos estamos expuestos, pero la prevención de estas situaciones es lo más importante. A poco no te vas a dar cuenta cuando un pelado no quiere a tu criatura y te ciegas, y sigues exponiendo su vida hasta su deceso. Una prisión sin derecho a fianza de 50 años para él y a ella menos, pero que se castigue, pues no es cuestión de lástima, es una salvajada, fue un acto brutal. Jamás he visto a un perro lastimando o matando a sus crías”.

“Renata, no te conocí, pero no me importa tener enemigos de tu lado materno, tu mami tiene que pagar algo de tu agonía y dolor extremo al que fuiste obligada por ese tipo que ojalá lo revienten en la cárcel y le hagan lo mismo”, manifestó la doctora Antonia Amelia.

Algo es claro. Cerritos es un municipio cada vez más violento por el lado que se le mire. Hoy más que nunca hacen falta centros de tratamiento psiquiátrico y psicológico, porque los pacientes abundan.

Nos leemos la próxima…

Comments are closed.