Press "Enter" to skip to content

Cerriles 1865

El acoso escolar denunciado por jovencita que cursó el CBTA 123, fue como una avalancha que se trajo consigo otros hechos escandalizantes.

Como Plurinominal informó, la muchacha dijo que debido a que hizo públicos los hechos, sufrió represalias de parte de cuatro sujetos, entre ellos un tal Alexander, quienes la habrían subido a un vehículo, abusaron de ella y la arrojaron en los terrenos de feria. Luego la familia de la joven levantó a uno de los señalados y tomó venganza.

Pero eso no es todo, porque debido a este caso salieron a la luz más señalamientos, no solo contra profesores de tal institución a quienes activistas del feminismo señalan de misóginos y machistas, sino contra docentes de kínder, primaria y secundaria.

La bandeja de entrada de distintos medios quedó saturada de acusaciones, todas apuntando a víctimas que habrían sido presas de profesores, profesoras, lesbianas y homosexuales, sin embargo a diferencia de asuntos en donde los ofendidos son mayores de 15 años, de nuevo salió a la luz un presunto caso que apunta a conductas pedofílicas.

Primero se compartieron mensajes a petición de ofendidos, luego quienes se dicen víctimas también alzaron la voz desde sus perfiles personales.

En años anteriores Plurinominal hizo alusión a varios de estos temas de forma discreta e indirecta, pues debido a la gravedad de los casos no solo está en juego la reputación de víctimas y acusados, sino sus trabajos, su libertad e incluso corren el riesgo de que se rompan para siempre sus relaciones familiares y sociales.

Sin embargo este 2022 las personas recurrieron a señalamientos directos recordando cuando eran niños y fueron puestos en estado de incomodidad debido a señalamientos íntimos e invitaciones a estar a solas. Los afectados han dicho que en ese tiempo contaban con edades de entre 10 y 14 años de edad y se consideraban inocentes con relación a las solicitudes y preguntas recibidas.

Al parecer las autoridades ya están enteradas del caso desde hace mucho. También los líderes de maestros, y evitando escándalos tomaron una decisión, pues aunque se habla de propuestas que incomodan, no hubo quien asegurara ser víctima de una situación todavía más lamentable, pero está claro que a estas alturas hay quien guarda demasiado rencor por lo ocurrido, pues al parecer los casos son bastantes, en su mayoría en perjuicio de menores del sexo masculino.

Pero en los mensajes también se habla de adolescentes que han sido acosados por personas del sexo femenino, asuntos que según las víctimas se toman a la ligera, dado que para los varones resulta hasta un halago que la maestra les prometa buenas calificaciones y de paso les otorgue obsequios a cambio de guardar el secreto.

También se conoce de casos entre personas que abiertamente se han declarado lesbianas u homosexuales, quienes tienen hasta la “m” a gente de su mismo sexo debido a los acosos, de lo que también se menciona poco, pues los temas se han centrado en situaciones de mayor escándalo.

El piropo, el cortejo y el acoso, son temas distintos. Siempre han existido en sociedad, pero hasta ahora, gracias a la facilidad que otorgan las redes para difundir lo que a uno le plazca, parecen novedosos, y sean verdad o no, las acusaciones públicas siguen escandalizando a las masas, pero pocas veces ponen a trabajar a las autoridades.

Nos leemos la próxima…

Comments are closed.