Press "Enter" to skip to content

Cerriles 1863

Unidos en torno a una causa común, grupo de ciudadanos de este lugar emprendieron manifestación en la ciudad de Rioverde, donde exigieron justicia para Renata, la niña que murió víctima de golpes que le habría propiciado el padrastro.

Durante la audiencia, el grupo de reclamantes, entre ellos Víctor Javier Barrón Estrada, el padre de la niña llevaron pancartas, y además de gritos colgaron mensajes frente al Centro Integral de Justicia Penal de la Zona Media, ubicado en el municipio de Rioverde, llamando la atención de la prensa estatal, dado que este caso conmocionó a todo el país.

Pero los manifestantes ahora piden que se investigue a la madre de la niña, pues se les hace raro que no haya percibido el maltrato hacia la pequeña, cuando según el papá, él ya había detectado lesiones.

Por ahora el presunto culpable se encuentra detenido. El grupo de cerritenses temía que por errores procesales se le dejara en libertad, sin embargo las personas amenazaron con seguir las manifestaciones hasta conocer un fallo del juez que les parezca razonable.

Fue gracias a la autopsia, que se determinó que Renata no se cayó de la cama, sino que en su cuerpecito tenía golpes que resultaron mortales y que para nada asemejaban un accidente.

Así las cosas, hay quienes creen que la versión de Jaqueline González es contradictoria con relación a los hechos, incluso está del lado de su pareja sentimental. Una declaración que este medio conoció es que el presunto, curandero, realizaba sobre la niña experimentos, sin embargo el tema ya no se ha vuelto a citar por parientes y este medio no ha podido confirmarlo.

Será el 28 de junio cuando se realice la tercera audiencia para continuar con el proceso, tiempo en que el presunto seguirá tras las rejas.

La ONU considera que cada cinco minutos un niño muere a causa de algún tipo de violencia ya sea física, emocional o sexual.

Según datos de 2019, compartidos por la Universidad Autónoma, en México 28% de nuestra población total está compuesta por niños y niñas de entre 0 a 14 años, cuyas causas de muerte son muy variadas, van desde los asesinatos, las enfermedades, los accidentes, etcétera.

Además, en la actualidad, las niñas de estas edades están expuestas a una problemática que se pensaba más en las poblaciones adultas: el feminicidio, es decir el asesinato de mujeres, adolescentes y niñas por razones de género, el cual no siempre adopta este término cuando se trata de mujeres menores de edad.

La mayoría de los asesinatos de niñas y niños entre 5 y 10 años son cometidos por personas del círculo social más próximo a estos menores, es decir, los padres, hermanos, tíos, vecinos.

Posteriormente, a medida que los niños van moviéndose con mayor libertad en otros contextos de relación, personas fuera del círculo social más cercano son las que cometen los asesinatos.

Se sabe que gran parte de los feminicidios de mujeres adultas son cometidos por la pareja, por lo que es muy probable que los feminicidios de las niñas sean cometidos por personas bastante cercanas a ellas. Otro dato que se tiene es que al parecer muchos de los asesinatos de niñas menores de edad están asociados a una violación previa cometida por personas conocidas.

Descanse en paz Renata.

Comments are closed.